O de Opinión

Nueva publicación de Días de Abecedario que, sorprendentemente, vengo cumpliendo a raja tabla (?). Día dieciséis del desafío, letra dieciséis del abecedario. ¡Aplausos!

El texto de hoy es una opinión personal así que es posible que vayan a estar de acuerdo o no (en todo o en algunas cosas), por lo que si dejan comentarios les pido que sea con respeto 🙂

El otro día leí en un sitio web (no sé cómo llegué ni cómo funciona, pero su nombre es Thought Catalog -Catálogo de Pensamientos en español- y los escritores escriben sus… adivinen… ¡sí!… sus pensamientos) un texto que escribió una chica de veinti-largos años (veintiocho, creo) en donde contaba que se había ligado las trompas de Falopio porque está segura de que no quiere tener hijos ni ahora ni nunca. Y ya se imaginarán los comentarios, ¿no? Si bien es una decisión muy difícil de tomar, sobre todo siendo tan joven, ¿por qué criticar sus acciones? Es su vida. Aclaro que yo no lo haría, si bien todavía no sé si quiero ser madre (de pedo puedo conmigo misma, colapso muy fácilmente ante cualquier situación de estrés, imaginen lo que sería… jajaja) nunca se sabe qué puede pasar… quizá sale a flote mi instinto maternal y el instinto paternal de mi novio y decidimos traer un bodoque (o varios) al mundo. Pero así como yo decido no ligarme las trompas, ella sí lo hizo y lo respeto.

Algunos de los comentarios que leí (actualmente hay más de doscientos, pero yo dejé uno de los primeros comentarios y luego leí algunos más) le planteaban el tema de que, primero, obviamente, que es muy joven y que la vida que tiene ahora no la va a tener dentro de diez años, que ella va a cambiar (en todos los aspectos) y que posiblemente más adelante quiera tener hijos; y segundo cosas como que los hijos son algo fundamental, es un amor que te aseguras para toda la vida, es el amor incondicional, una vida sin hijos no tiene sentido, que cuando ‘conozca al indicado’ va a querer tener hijos y bla bla bla.

Nota aparte: en uno de los comentarios una chica contaba que su hermana había tenido una hija con una enfermedad terminal y que ésta no iba a pasar de los veinti-tantos años. Entonces su hermana decidió ligarse las trompas, pero ¿qué le dijo el médico? Que no lo haga por si más adelante quería volver a tener un hijo como REEMPLAZO de la primera. ¡Un reemplazo! Como si un hijo fuese un juguete que se rompe y lo cambiamos por otro.

Sus fundamentos no me parecieron muy concisos, por decirlo de algún modo, pero son sus motivos al fin y al cabo. Plantea el tema de que no quiere saber lo que es un cólico, ni estar pendiente de los cambios de pañales, ni tener que decidir entre escuelas públicas o privadas, o el caudal de dinero que tienen que gastar en la universidad (acá en Argentina no nos pasa eso porque hay universidades públicas, pero los yanquis tienen otro sistema –en, básicamente, todos los aspectos), entre otras cosas.

De todas formas, si en el futuro cambia de opinión y desea tener hijos va a ser problema de ella –teniendo que afrontar las consecuencias de la decisión que tomó ahora, como pasa siempre que tomamos decisiones y actuamos- y, en todo caso, puede adoptar y fin del drama.

Ahora, ¿en serio creen que una vida sin hijos puede ser tan triste, deprimente, solitaria, sin amor? ¿Quién lo dice? Supongo que hay mucha gente que no tiene hijos ni quiere tenerlos y debe ser muy feliz. No entiendo porqué todos (generalizando) quieren que todos nos casemos y tengamos hijos. ¿Es una ley?, ¿en dónde está escrito?, ¿hay que seguir una serie de pasos?, ¿un tutorial de ‘Cómo vivir hasta que te llegue la muerte’? La sociedad trata de imponer esas cosas como si fuesen OBLIGACIONES. Chicos, estamos en el 2015, siglo XXI.

Me molesta. Me molesta que quieran imponer un estilo de vida, cuando el estilo de vida lo lleva cada uno a su manera, como quiere y como puede. La sociedad sigue siendo machista diciendo que la mujer tiene que ser madre. Sí, es una felicidad ser madre (supongo, porque no tengo hijos), pero ¿y si NO quiero serlo?, ¿de qué manera influye a la sociedad que una mujer de entre millones NO quiera tener hijos? Hay gente que trae tanta gente al mundo y después no se hace cargo, los abandona, los utiliza para pedir limosna en la calle, los golpea, no los cuida, no les presta atención, no los manda a la escuela (fui voluntaria en un hogar de niños en donde la mayoría fueron apartados de sus padres por violencia doméstica… la mayoría grupos de hermanos, tres, cuatro, cinco, seis hermanos en un hogar porque sus padres decidieron darles vida pero no hacerse cargo de ellos, y para colmo mientras tenían cuatro hijos en un hogar seguían teniendo más hijos o le compraban zapatillas de $800 a los hijos más grandes). ¿Prefieren eso con tal de que se cumpla el mandato de mujer=madre?

Seguramente aquellas mujeres que no pueden ser madres (y quieren serlo) deben estar enojadas con la decisión de esta chica porque pudiendo ser madre ahora ya no podrá serlo. Y es entendible. Pero, repito, es su vida. Y si ella no quiere tener hijos, ¿la vamos a obligar? No se puede hacer nada con la vida del otro, no deberíamos querer hacer nada. Ella nació con un don pero no quiere hacer uso de él. Y está bien.

Sé que es joven y quizá se precipitó a tomar la decisión (seguramente debe haber pensado MUCHO en eso antes de hacerlo) pero, repito, puede adoptar. Y adoptando estaría salvando una o varias de esas vidas que trajeron al mundo esos padres inservibles que nombré antes (lo doloroso que es el momento de irte de un hogar en donde los más pequeños te abrazan y te piden que por favor no te vayas… y ni hablemos cuando conocés las historias más a fondo, algunas son terribles).

No entiendo porqué tanto escándalo cuando uno no se casa, o se divorcia (estas dos cosas hoy en día es más común, pero hay gente que sigue horrorizándose), o no tiene hijos, o no tiene una título profesional, o es homosexual, o se tatúa todo el cuerpo, o decide vivir la vida de mochilero, o no tiene un trabajo estable, o no tiene pareja. ¡Dejen vivir!, ¡dejen vivir la vida que desean vivir! Después se quejan de que la sociedad está perdida… si ni siquiera nos respetamos entre nosotros por lo que somos.

¿Te molesta que un hombre sea gay o una mujer sea lesbiana? (las discusiones que he tenido sobre este tema y las rabias que me han hecho agarrar…), ¿por qué?, ¿influyen en tu vida?, ¿te perjudican? ¡NO!, entonces dejá vivir a los demás sin juzgar. A nadie le gusta que lo juzguen por lo que es ni por el modo de vida que lleva. No digo que nos tiene que gustar y tenemos aceptar TODO, pero sí respetar. Tratar de imponerle al otro el estilo que debe/tiene que llevar… ya es demasiado.

Los tiempos pasados, son eso: pasado. Las costumbres cambian, las personas cambiamos. Y tenemos que seguir viviendo… como queremos y como podemos, no como nos quieran imponer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s