Q de Queda Prohibido

El siguiente poema fue atribuido a Pablo Neruda, nadie sabe porqué ni cómo pero lo que sí se sabe es que, aparentemente, el autor es otro: Alfredo Cuervo Barrero. La versión que le adjudicaron a Neruda es una modificación del verdadero poema (se eliminaron algunos versos y estrofas y se cambiaron los pronombres personales). He aquí el original:

Queda Prohibido, de Alfredo Cuervo Barrero

¿Qué es lo verdaderamente importante?
Busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.

Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de falsas ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira se puede vivir,
es cada uno quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Sigue leyendo

P de Portuguesa

Nos vamos acercando a las últimas letras y ya estoy deprimida (?) porque no sé sobre qué voy a escribir cuando se me termine el desafío de los Días de Abecedario. Pero bueno, cuando llegue el momento veré. Mientras tanto, acá estoy, con la P.

Para los que no saben soy descendiente de portugueses. Mis abuelos (los cuatro) vinieron de Portugal hace más de medio siglo (uff, suena como a un millón de años decir medio siglo jajaja) en barco. Mis abuelos maternos vinieron juntos con una hija de meses (mi tía que ahora vive en España); mis abuelos paternos se casaron a la distancia -creo-, sin conocerse personalmente, solo por correspondencia y vía fotografía (que en su momento era normal, aunque muchos hombres en lugar de enviar una foto real enviaban una de Gardel… pero como mi abuelo era un hombre muy guapo 😛 no le hizo falta mentir jajaja). Si mal no recuerdo, mi abuelo estaba en Argentina y la que se vino de Portugal fue mi abuela.

Cuando era chica no les entendía NADA a mis abuelos (solo conocí a mi abuela materna –que vive- y a mi abuelo paterno –que desapareció físicamente hace casi dos años-), igual no es que hablen portugués… sino ‘portuñol’ (portugués+español) lo que hace un poco más difícil todo 😛 Bah, a mi abuelo le entendía menos porque no tenía dientes, jajaja. La cuestión es que de esa forma, además no entenderles nada, tampoco aprendí el idioma…

Sigue leyendo

O de Opinión

Nueva publicación de Días de Abecedario que, sorprendentemente, vengo cumpliendo a raja tabla (?). Día dieciséis del desafío, letra dieciséis del abecedario. ¡Aplausos!

El texto de hoy es una opinión personal así que es posible que vayan a estar de acuerdo o no (en todo o en algunas cosas), por lo que si dejan comentarios les pido que sea con respeto 🙂

El otro día leí en un sitio web (no sé cómo llegué ni cómo funciona, pero su nombre es Thought Catalog -Catálogo de Pensamientos en español- y los escritores escriben sus… adivinen… ¡sí!… sus pensamientos) un texto que escribió una chica de veinti-largos años (veintiocho, creo) en donde contaba que se había ligado las trompas de Falopio porque está segura de que no quiere tener hijos ni ahora ni nunca. Y ya se imaginarán los comentarios, ¿no? Si bien es una decisión muy difícil de tomar, sobre todo siendo tan joven, ¿por qué criticar sus acciones? Es su vida. Aclaro que yo no lo haría, si bien todavía no sé si quiero ser madre (de pedo puedo conmigo misma, colapso muy fácilmente ante cualquier situación de estrés, imaginen lo que sería… jajaja) nunca se sabe qué puede pasar… quizá sale a flote mi instinto maternal y el instinto paternal de mi novio y decidimos traer un bodoque (o varios) al mundo. Pero así como yo decido no ligarme las trompas, ella sí lo hizo y lo respeto.

Sigue leyendo