Vacaciones en República Dominicana (parte II)

Continúo contándoles sobre el viaje a República Dominicana. Si no leyeron la parte I, pueden hacerlo entrando a este link.

separadorverano

El segundo destino fue Punta Cana en donde, lamentablemente, había muchas algas, tanto afuera como adentro del mar. Las de afuera largaban olor (sobretodo las que estaban desde hacía unos días porque fermentaban) aunque cada dos o tres días las enterraban en la arena con máquinas excavadoras, y las que estaban en el mar eran molestas. Hubo días en que hubo más y otros menos (o al menos así parecía).

Nos alojamos en el Hotel RIU Palace Macao (del que hablaré en otra publicación individual), mucho más chico que el de Bayahibe y sólo para adultos. Lo que nos sorprendió, porque nunca habías visto ni ido a un lugar así, fue que era un complejo de hoteles. O sea, había una entrada principal a todos los hoteles RIU (lo mismo ocurría con los de Iberostar que estaban pegados al complejo este) que eran 5 y se comunicaban entre ellos por calles internas. Además había un paseo de compras, un Duty Free y la disco Pacha (de acceso gratuito, excepto cuando hay shows que te cobran U$S3). Los huéspedes del Palace Macao podíamos ir a comer (bebidas aparte) a uno de los hoteles que estaba al lado y al que tenía playa artificial -porque no tiene salida al mar-. Este último también cuenta con SPA y otros servicios de ese estilo que también podía ser contratado por las personas de otros hoteles. Nosotros fuimos a chusmear y a sacar fotos a 3 de los 4 hoteles que nos rodeaban.

Llegamos el día sábado y el ambiente no nos gustó para nada (además viniendo deDSCN9329l Iberostar que nos había enamorado a todos no podíamos mirarlo con buenos ojos). Muchos yankees en la piscina, tomando alcohol todo el tiempo, gritos, música muy alta… nos parecía imposible la relajación si estabas en la piscina. Por suerte a nosotros nos encanta la playa, así que íbamos para el mar. A la noche, estos huéspedes bebedores, también hacían bastante ruido por los pasillos. Las que estaban en la habitación de al lado una tarde dejaron como 4 platos repletos de comida en el pasillo, entre su puerta y la nuestra (eran restos de comida, así que no sé qué cantidad deben haberse llevado a la habitación si lo que sobró era eso…).

Nosotros creíamos que al ser ‘only adults’ iba a ser mucho más tranquilo, sin niños gritando ni llorando (que a mí no me molesta, es más, me encanta ver niños siempre y cuando no rompan la paciencia 😛 –lo mismo me pasa con mis sobrinos, son adorables hasta que empiezan a pelearse o encapricharse, ahí se me va a el amor hacia ellos 😛 )… pero después nos dimos cuenta que era sólo por el fin de semana (por supuesto que quedaron otros huéspedes quilomberos, pero eran menos).

El hotel funciona en base a la piscina: las animaciones son todas ahí, los juegos, las clases de baile, todo. Si estás en la playa ni te enterás de qué está pasando y los animadores como que no ‘molestaban’ a la gente y no andaban a los gritos limpios anunciando las actividades por toda la playa… sólo se daban una vueltita por alguna zona de la playa y a veces gritaban algo, pero nada, era mínimo. Así que, los primeros 3 días fueron un embole, hasta que me aprendí los horarios y me acercaba para anotarme en los juegos (y le avisaba a mi familia por si querían ir)… porque acá te daban premios y eso te motivaba a sumarte.

El Palace Macao tiene casino dentro del hotel (al que podían acceder los de otros hoteles porque tenía otra puerta que daba a una de las calles internas del complejo hotelero). También había shows a la noche en el teatro interno (completamente cerrado) o externo (al aire libre). Cerca del lobby había música en vivo y el que quería podía bailar.

El personal es muy amable (el de Bayahibe también), saludan todo el tiempo, te tratan de maravillas. Wilson fue nuestro mozo casi todas las noches (excepto cuando fuimos a los restaurantes temáticos, que fueron 2 nada más). El nombre del mozo del  mediodía nunca lo supe, pero ambos (Wilson y este muchacho) antes de que les tocaran los 3 días de franco nos preguntaron cuándo nos íbamos para ver si se despedían el día que se iban ellos o el día que nos íbamos nosotros (trabajan 11 días y descansan 3). El ‘jefe’ de los mozos de nuestra zona también nos abrazó, nos besó, nos deseó buen viaje y un pronto retorno cuando le dijimos que era nuestro último desayuno 😦

Algunas anécdotas:

– Participé del concurso Miss Bikini 2015. Sin palabras. Tampoco voy a contar lo que hice y estoy rogando recuperar la cámara de fotos de mis compañeros de viaje para sacar el video y borrar evidencias. Obviamente no gané jajaja.

– El único día que fuimos a Pacha había show de strippers… repito: sin palabras. Más que un show de strippers fue un show porno. Un asco total, no quiero ni describir lo que hicieron, ni recordarlo… por suerte no vi todo porque había bastante gente y por más que me subiera a la mesa no llegaba a ver. No es que soy la virgen María, pero realmente no me parece correcto llamarlo ‘show de strippers’ (salvo que yo tenga otro concepto), esperaba otra cosa… mejor dicho, me sorprendió, me tomó desprevenida el hecho de, por ejemplo, haberle visto partes íntimas a un pibe del público (además de ver las de los strippers, que actuó primero un tipo, “Pólvora” ajjaja y después dos minas). No sé, me resultó súper desagradable, aunque me reí mucho porque era como todo muy raro, muy bizarro. Al lado nuestro había como 10, 12 personas argentinas (dos familias eran, para mí) que se retiraron junto a nosotros e iban caminando adelante nuestro, en un moento escucho que uno de los chicos dice: “mirá que nosotros [los argentinos] somos bizarros, pero esto nos ganó”… y tenía razón jajaja

– Cuando estábamos de camino a la disco nos encontramos con un señor (que de noche parecía de 80 años, pero de día aparentaba unos 65) que la noche anterior había cantado (muy mal) en el show de karaoke una canción italiana (porque era su nacionalidad). Mi hermano no tuvo mejor idea que saludarlo con un ‘ciao’ y el viejo se nos puso a hablar en ‘inglés’ (entre comilla, porque era una mezcla de inglés e italiano). “Si van a ir a la disco tienen que pagar 3 dólares, vengo de ahí”. Hasta el día de hoy nos reímos porque pensamos que el señor (que tenía esposa pero el 85% de las veces lo vimos solo a él) escuchó que había strippers y se mandó a la disco nomás (pero como tenía que pagar no entró, supongo que porque no tenía plata encima en ese momento y no tenía ganas de ir a buscar a la habitación y volver –cosa que tuvimos que hacer nosotros). Durante las horas que estuvimos en Pacha cada tanto mirábamos para ver si estaba el tano por ahí disfrutando de la demostración pornográfica (?) 😛 –al otro día en el almuerzo nos sentamos justo en la mesa de al lado (no nos dimos cuenta porque para nosotros era otro hombre con 20 años menos que el de la noche anterior ajjaja) y nos preguntó si habíamos ido y nos dio charla un rato, de la que entendimos la mitad de las cosas.

– Uno de los juegos que había era ‘Los Juegos Olímpicos’, en donde los animadores reclutan a bastante gente y jugamos/competimos. A las 11.30hs. empezaba. El primero que jugamos era en pareja (éramos como 20 parejas o más) así que jugué con mi novio, mis viejos jugaron juntos y mi hermano con la amiga de mi mamá (fuimos con una pareja amiga de mis viejos). El juego consistía en pasarse un globo lleno de agua entre la pareja, a distintas distancias y de distintas formas. Si el que recibía el globo no lo atrapaba o se le caía de las manos perdía. En la primera pasada perdieron unas pocas parejas, ahora en la segunda ronda venían perdiendo todos… hasta que Agus me lanzó el globo y lo agarré! Fuimos la primer pareja de DOS en clasificar a la siguiente ronda. En esa última ronda le tiré el globo horriblemente a Agus, y a la otra pareja encima no se les cayó, así que salimos segundos. Nos ganamos un champán y una remera de RIU-Pacha.

– Además de lo que ganamos en el juego de parejas, ganamos otras cosas participando en otros juegos. Entre todos nos trajimos varias petacas de mamajuana (lícor típico de República Dominicana), bandanas y remeras de RIU-Pacha, un cuadrito de una pintura caribeña (me lo gané yo 😛 ).

– Mi ombligo es bastante profundo y Agustín cada tanto me jode con eso. Una tarde hicieron un aperitivo en el hall que da hacia la piscina y había unos mini-cucuruchos con jamón y otras cosas, que estaban envueltos en un conito metálico. O sea, te comías el cucurucho y quedaba el conito de papel. Me paré para ir yendo a la habitación así empezaba a bañarme y Agus empezó a joder con que quería poner el conito metálico en mi ombligo, le dije que no, insistió, insistió y con cara de fastidio me levanté la remera para que felizmente hiciera lo que quería hacer. Cuando levanto la vista, con mi cara de ‘qué insoportable que es mi novio’, veo que una chica me miraba desde una mesa cercana… estallamos las dos de risa. La piba re tentada mal (que justo llegaba el novio con unos tragos y le terminó contando de qué se reía) y yo con el conito pedorro en el ombligo.

– Chajá, chajá… fue el sonido característico de estas vacaciones… mi viejo hacía el ruido del chajá cada vez que podía, re pesado ajajaja, igual yo a veces le respondía con el mismo sonido 😛

En las próximas publicaciones les contaré sobre las excursiones que hicimos en Bayahibe y sobre los hoteles detalladamente.

Anuncios

7 comentarios en “Vacaciones en República Dominicana (parte II)

  1. Buenísmo el relato.
    Los Riu nunca me convencieron, en realidad soy #TeamIberostar jajajaja
    Independientemente de las experiencias no tan felices veo que la pasaron muy bien, eso es lo importante, lo demás son anécdotas… y de anécdotas salen buenos post.
    Saludos.
    Christian.

    Me gusta

    • Yo nunca había ido a un RIU y a un Iberostar no sé, tenemos la duda si en alguno de los viajes a Cuba estuvimos en uno, pero no estamos seguros jajaja. Pero AMÉ el Iberostar ❤

      Pero sí, la pasamos súper bien! 🙂 Viajando siempre se la pasa bien 😛 ajaja

      Besos 🙂

      Me gusta

  2. Pingback: República Dominicana: Isla Saona y Submarino | Lela, col fue!

  3. Pingback: República Dominicana: Hotel Iberostar Hacienda Dominicus – Dominicus, Bayahibe | Lela, col fue!

  4. Pingback: República Dominicana: Hotel Riu Palace Macao – Punta Cana | Lela, col fue!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s