República Dominicana: Hotel Riu Palace Macao – Punta Cana

Luego de una gran ausencia retorno a este espacio (o al menos eso trataré). He visto en las estadísticas del blog que muchas visitas han apuntado a las publicaciones relacionadas con el viaje a República Dominicana, así que les traigo información sobre el otro hotel en el que nos hospedamos.

Si se perdieron las publicaciones anteriores les dejo los links a continuación:
* Vacaciones en República Dominicana (parte I)
* Vacaciones en República Dominicana (parte II)
* República Dominicana: Isla Saona y Submarino
* República Dominicana: Hotel Iberostar Hacienda Dominicus – Dominicus, Bayahibe

separadorverano

Como conté previamente, primero visitamos Bayahibe y luego Punta Cana. En esta última ciudad nos alojamos en el Hotel RIU Palace Macao, un hotel all inclusive sólo para adultos con más de 300 habitaciones y WiFi.

Los hoteles están agrupados y conectados por cadena, esto quiere decir que los hoteles de la cadena RIU estaban todos juntos y había pasillos que los conectaba entre sí, los Iberostar también. Había una entrada principal para ir a todos los RIU.

Fuimos en época de algas y la playa estaba repleta. Emanaban un olor desagradable las que estaban en la orilla y se nos enredaban en las piernas las que estaban en el agua. ¿La solución? Enterrarlas. Usaban máquinas excavadoras para hacer pozos, meter las algas y tapar.

Mientras se hace el check in, el personal recibe a los huéspedes con una copa refrescante para brindar por las vacaciones y el arribo al hotel. El personal en muy amable y atento en todo momento.

El Palace Macao tiene un casino tanto para sus huéspedes como para otros, de un tamaño pequeño, con algunas mesas de blackjack, póker y esas cosas (de las que no tengo ni idea), un par de ruletas, algunas maquinitas y un bar.

Además, dentro del predio de los RIU está la disco Pacha (al que se puede entrar de forma gratuita, excepto los días de shows), un paseo de compras (la calle caribeña) muy bonito y un Duty Free.

La comida riquísima, ¡lo mejor de todo son los postres! Hay mucha variedad.

Los restaurantes que hay son el japonés, el italiano, el steak house y otros dos cuyos nombres son Krystal y Pancho. El restaurante en donde se desayuna y se cena es “El Patio”. Hay una zona de pastelería, heladería y snacks, “Capuccino”; el Bar Cubano en el lobby; el Bar Salón “La Boheme” (con escenario en donde hacen algunos shows) y el bar de la piscina (con bar acuático también), “Coral”. Además está el anfiteatro Copacabana, en donde hacen shows al aire libre (si el clima lo permite).

En el lobby se hallan algunas tiendas de souvenir, joyas, boutique, quiosco.

Entre el edificio y la playa podemos encontrar dos piscinas (el agua me pareció que tendría que ser más fría). Una de ellas tiene el bar acuático, por lo que cuenta con mesas y bancos y la profundad es menor. La otra es más profunda, se usa para algunos juegos y las clases de aquagym, y en los bordes hay algunas reposeras/camas sumergidas. Alrededor de ambas piscinas hay reposeras, mesas y camas.

En la playa no hay nada, sólo reposeras. No hay un bar ni restaurante, ni nada. Si se desea beber o comer algo hay que ir a la zona de piscinas.

La animación consta de juegos y actividades en la piscina y sus alrededores. Hay cancha de fútbol y vóley, mesa de ping pong, se puede jugar a las bochas, dardos, minigolf, herradura, dan clases de stretching, aquagym y de baile, organizan juegos de todo tipo en los que se obtienen premios (botellas de champaña, petacas de mamajuana, merchandising de RIU-Pacha –remeras, bandanas-, souvenirs, etc.). También hay deportes acuáticos pero creería que son todos de pago.

Un mediodía hubo una pool party, en la que hubo un show de baile y comida en la zona de piscinas.

Como la mayoría de los hoteles de este tipo, a la noche hay show. Algunos días los realizan en el teatro interno, La Boheme, que es hermoso aunque las columnas son demasiado anchas y molesta a la visión desde algunos lugares; y otros días los shows son al aire libre en el anfiteatro. Hay una variedad de performances: Tropical Latino, balance (show de acrobacias y equilibrio), tributo a Michael Jackson, karaoke y circo. Una noche hubo carnaval, pero fue en una de las calles internas del complejo hotelero, más precisamente en la calle que desemboca en la disco Pacha.

En la galería/terraza que da hacia la zona de piscinas hay un mini-escenario en donde a cierta hora tocan/cantan en vivo, y los empleados de animación sacan a bailar a la gente.

Hay noches especiales como, por ejemplo, la noches de gala, en donde los empleados les regalan rosas a las mujeres hospedadas y la gente tiene que vestirse de gala (aunque nunca nos enteramos nosotros, jajaja) y otras noches toca un violinista.

En otro hotel del complejo hay gimnasio (gratuito para huéspedes) y spa a los que se puede ir.

Las habitaciones son bastante amplias, con un baño grande y ducha aún más grande. Además de lo básico que se puede encontrar en una habitación, acá también tenemos un dispenser de licores (ver fotos).

Esto es todo y así termino con toda la información acerca de mi viaje a República Dominicana.

Nota: pueden leer mi opinión en TripAdvisor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s