Comer, comer, comer

Hice una pausa de los Días de Abecedario 😛 pero vengo a contarles que en menos de 2 semanas tuve 4 cumpleaños, una juntada con amigas de baile y salidas varias. Y, obvio, la comida fue la vedette (?). Comida, I ❤ U.

Tarta de frutas y crema

Tarta de frutas y crema

El miércoles 1° de abril mi primo L. festejó su cumpleaños (que fue el 31 de marzo) y una de las tartas que había (yo comí lemon pie, no me dio la vida para probar la que les voy a mostrar y tampoco tuve tiempo de sacarle foto al lemon pie porque, nada, ya me lo había comido… quería comer, no sacar fotos 😛 ) fue esta:

Sigue leyendo

Ñ de Ñoquis

Ñ. La peor de las letras del abecedario español para poder hacer una publicación de Días de Abecedario. Así que, nuevamente, hablaré de comida. Ñ de Ñoquis.

Como muchos saben (los que me conocen, obvio) no sé cocinar –y tampoco me interesa demasiado :B- pero me encanta comer.

Algunas de mis comidas predilectas son:

  • la lasagna de mi mamá (la que hace mi novio se parece mucho a la de ella),
  • el bizcochuelo de mi tía I.,
  • las empanadas jugosas de carne de mi abuela,
  • los ñoquis de la tía M.

Los ñoquis de la tía M. los probé de muy pequeña alguna vez que me quedé a dormir en su casa (es la madre mi prima Mai que nombré en D de Dulce de Leche y en M de Momentos). Ñoquis caseros, amasados por ella. Con mi hermano siempre le decimos a mi mamá que sus ñoquis son ricos, pero que no hay como los de la tía M. No porque seamos malos, sino porque es la realidad 😛

Sigue leyendo

D de Dulce de leche

Se terminó la parte seria de los Días de Abecedario y llega esta publicación para hablar de comida.

Los que me conocen saben que soy petisa y menudita, y puede ser que lo que es comida de verdad (?) no coma mucho o en cantidades monumentales… pero lo DULCE me puede.

La cantidad de atracones que he tenido en mi vida creo que son incontables (exageradamente hablando, pero mi madre puede dar fe de eso)… no puedo parar. Hasta que no pueda respirar y no tenga que desabrocharme el primer botón del pantalón, no paro.

Tengo una familia bastante numerosa y cada vez que nos juntamos o hay algún cumpleaños hay postres, tortas y tartas por doquier. De todos los sabores y colores.

Sigue leyendo