D de Dulce de leche

Se terminó la parte seria de los Días de Abecedario y llega esta publicación para hablar de comida.

Los que me conocen saben que soy petisa y menudita, y puede ser que lo que es comida de verdad (?) no coma mucho o en cantidades monumentales… pero lo DULCE me puede.

La cantidad de atracones que he tenido en mi vida creo que son incontables (exageradamente hablando, pero mi madre puede dar fe de eso)… no puedo parar. Hasta que no pueda respirar y no tenga que desabrocharme el primer botón del pantalón, no paro.

Tengo una familia bastante numerosa y cada vez que nos juntamos o hay algún cumpleaños hay postres, tortas y tartas por doquier. De todos los sabores y colores.

Sigue leyendo

Anuncios